INSTRUCCIONES PARA LAS CONSULTAS ONLINE

Antes de la fecha de la consulta, es necesario rellenar el consentimiento
informado que te enviamos, así como realizar el pago de esta. Se puede
hacer vía online mediante paypal o por transferencia bancaria.
¿Qué es el consentimiento informado? es el procedimiento que permite
respetar la libertad de las personas enfermas para decidir sobre su
cuerpo, su salud y su vida, permitiéndoles así asumir sus propias
responsabilidades en la toma de decisiones sanitarias. En psicología,
además, se convierte en la conformidad libre, voluntaria
y consciente de un paciente, manifestada en el pleno uso de
sus facultades después de recibir la información adecuada, para que
tenga lugar una actuación que afecta a su salud.
Enviamos una explicación sobre cómo firmarlo mediante el ordenador,
por si fuera necesario, y un anexo que recoge información legal adicional
sobre la protección de datos, para que entiendas el uso que vamos a dar
a tus datos.
A continuación, te enviamos el enlace para acceder a la consulta online,
así como unas recomendaciones para que la videoconsulta se realice en
óptimas condiciones.
Para nuestras consultas online, utilizamos el programa Zoom y tan solo
sería necesario pinchar sobre ese enlace para poder conectarte. Pasarías
a una sala de espera hasta que la psicóloga te diera paso a la sesión
online.

RECOMENDACIONES PARA LLEVAR A CABO UNA SESIÓN ONLINE POR
VIDEOCONFERENCIA

Para obtener los mejores resultados y garantizar un buen desarrollo de las
intervenciones mediante videoconferencia, es conveniente tener en cuenta las
siguientes recomendaciones respecto a los requisitos técnicos necesarios, el
espacio en el que se realiza la sesión, la imagen que se transmite durante la
videoconferencia y las medidas de protección de la información:
Requisitos técnicos
– Preferiblemente, utiliza un ordenador para las sesiones ya que
permite tener una mejor visión de la otra persona. En su defecto, se
podrán utilizar tablets y teléfonos móviles inteligentes.
– Comprueba tener una conexión a Internet de banda ancha suficiente
que garantice una adecuada comunicación y visualización de la
imagen.
– Emplea siempre que sea posible una conexión por cable a la red, para
evitar las interferencias del wifi y maximizar la seguridad de la
comunicación.
– Es necesaria una webcam, entrada de audio (micrófono) y salida de
audio. Se recomienda utilizar auriculares con micrófonos para
maximizar la calidad del sonido.
– Carga el dispositivo y vigila que tenga suficiente batería para la
sesión.
– Cierra otras aplicaciones o pestañas abiertas. Podrían interferir con
la calidad de la conexión y desviar tu atención.

Espacio
– No puedes realizar una consulta psicológica por videoconferencia en
un lugar público.
– Escoge una estancia privada, en la que únicamente te encuentres tú
y donde durante el tiempo de la sesión no accedan o interrumpan
otras personas.
– Es conveniente que no puedas ser escuchado por nadie más y que
tampoco existan ruidos externos que te distraigan. Recuerda que es
importante que puedas expresarte con la mayor libertad y comodidad
posible.
– Utiliza una mesa para apoyar el dispositivo y que la imagen quede lo
más estable posible.
– La estancia debe estar correctamente iluminada, preferiblemente
con luz natural indirecta.

Imagen
– Coloca el dispositivo para que la cámara quede a la altura de los
ojos.
– Antes o al inicio de la sesión, comprueba que la imagen esté
encuadrada y sea, en lo posible tan amplia como para que permita
visualizar la cara, el torso, los brazos y las manos.
– Comprueba que la iluminación es adecuada y que en la imagen se ve
con claridad tu rostro y expresiones.
– Es recomendable que la imagen durante la videoconferencia ocupe
toda la pantalla del dispositivo (pantalla completa).

Protección de la información
– Encripta o guarda bajo contraseña segura todos los documentos que
contengan información clínica o personal.
– Evita el acceso de otras personas a la información clínica que
tengas almacenada en el dispositivo.
– Usa siempre tu red privada y segura para conectarte a la sesión. No
uses redes públicas.
– No está permitido la grabación de las sesiones sin consentimiento.
– No está permitido el uso de plataformas no seguras para el
intercambio de información clínica. Tu psicólogo te informará de los
programas adecuados y su uso.
– Se recomienda que los dispositivos tengan actualizado el antivirus.